Quiero agradecer a la Agencia Israelí de Cooperación Internacional para el Desarrollo –MASHAV-, a la embajada del Estado de Israel en Guatemala y a la Secretaria de Obras Sociales de la Esposa del Presidente –SOSEP- por hacer posible que 270 niños y niñas que no habían tenido acceso a una silla de ruedas ahora la puedan tener. Estas sillas de ruedas han sido diseñadas con tecnología israelí para que sean duraderas, de bajo peso y que puedan funcionar en todo tipo de terreno. Seguiremos trabajando para que la discapacidad se encuentre siempre en la agenda principal de desarrollo en Guatemala.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here